martes, 27 de marzo de 2018

Reducir Errores

Cancha de Tenis
11 de agosto de 2015  
LAS TÁCTICAS PARA FORZAR ERRORES Y GANAR PUNTOS

I. TENER CONSISTENCIA

Hay jugadores en el ámbito aficionado y profesional que basan su juego en devolver una pelota más que su rival. Lo que se conoce como “pasa-bolas”. En un intercambio de hasta más de quince golpes muchos jugadores se impacientan y acaban jugando un winner que se va out. El pasa-bolas ha conseguido su objetivo. La consistencia en el juego acaba provocando que los contrincantes agoten su paciencia y tomen decisiones equivocadas, es decir, juegan casi que buscando que el rival falle.

II. MANEJAR LAS DIRECCIONES

Hay varias formas de utilizar las direcciones de la bola. Sobrecargar un lado, es decir, lanzar varios golpes seguidos, por ejemplo al revés para ver si el rival es capaz de cambiar de dirección, lo que en un gran porcentaje conlleva al out. Cambiar la dirección de la pelota constantemente buscando acabar con la resistencia física del rival. Jugar al centro del rival para que tenga más dificultad al devolver la bola y nos deje un espacio libre para atacar; Jugar una bola profunda y luego una corta cuando el rival sea lento o esté cansado y jugar con ángulos cerrados y abiertos para hacer desestabilizar el timing del impacto del oponente.

III. JUGAR CON PROFUNDIDAD

La clave para cualquier punto a cualquier nivel es golpear profunda la primera pelota. El primero en golpear profundo tendrá la iniciativa del mismo. Las pelotas profundas son difíciles de atacar, lo normal es golpear apoyando el peso en el pie de atrás y por tanto la pelota no llevará tanto peso. Después de un disparo profundo es una buena idea cambiar la dirección de la pelota, por ejemplo, una bola angulada; cuanto más lejos se está de la red más distancia hay que recorrer para llegar a la pelota. Un golpe profundo es también una buena preparación para una dejada, el rival está detrás de la línea de fondo y por tanto muy retirado de la red. Moraleja, si eres el primero en golpear profundo es muy probable que fuerces un error del rival. Por último, una buena estrategia es que todas las bolas sean profundas, esto te genera un buen control del juego y también múltiples alternativas de ataque y de definición.

IV. JUGAR CON LAS ALTURAS DE LA BOLAS

Una de las bolas más complicadas de jugar es cuando se quiere golpear reveses altos y profundos. El punto de impacto ideal es el que está más cerca de la cintura que de los hombros, cualquier pelota por encima de allí será difícil de devolver. Lo mismo aplica a las pelotas bajas, los golpes cortados obligan al rival a golpear fuera de la zona de impacto habitual y muchas pelotas irán a la red. El topspin profundo con bola alta y pesada es mortal y el slice profundo y bajo es igualmente letal, y, ambas, nos induce a atacar y definir un punto.

V. JUGAR CON VARIEDAD DE EFECTOS

El liftado permite que los golpes potentes no se vayan largos, pero no sólo eso, un golpe muy liftado se eleva mucho provocando situaciones como las explicadas en el puntos anterior. El cortado, también está incluido en este sistema de juego. Lo mejor es ir mezclando liftados con cortados para no permitir coger ritmo al contrincante. Igualmente los tiros de aproximación a la red se pueden jugar con bolas con efecto de kick para que, cuando el rival trate de contestar se le dificulte más la devolución entregándonos una bola de fácil resolución para definir un punto.

VI. JUGAR CON POTENCIA

Golpear fuerte a la pelota hace que ésta llegue antes a la cancha del rival, dejándole menos tiempo para preparar el golpe, lo que provoca que impacten más flojo o forzados. Potencia, implica también añadir peso en la pelota, cambiando la inercia de la misma y complicando la vida al rival. La potencia también puede ser utilizada a la inversa, es decir, golpear bloqueando es devolver pelotas sin peso ni fuerza al rival. Si la pelota no tiene peso, obliga al oponente a golpear, con todas las normas técnicas y bio-mecánicas en movimiento, provocando a menudo errores en su devolución, bien sean outs o bolas cortas que se pueden atacar fácilmente para definir un punto.

VII. JUGAR PRESIONANDO AL OPONENTE

La presión se consigue de muchas formas, principalmente con el posicionamiento en la cancha.

1. Después de que el rival falla un primer servicio, él bota la pelota, levanta la mirada y mira que usted se ha adelantado dos pasos para atacar su segundo servicio. Esto genera en el oponente intimidación y las posibilidades de una doble falta o de un winner por parte tuya al golpear la bola contestando un fácil servicio, son muy altas.

2. Después de un golpe profundo subes a la red invitando al rival a que utilice un passing shot o un globo, pero llega forzado y sabe que estás colocado, por tanto lo más probable es que pegue más fuerte a la pelota, induciendo al out o la intente colocar, entregando la bola para ser rematada y así definir el punto.

3. En un intercambio desde el fondo de la cancha te adelantas hasta la línea de los cuadros de saque, el rival sabe que estás esperando que se quede una pelota corta para atacar, él intentará pegar más profundo, pero se le irá larga.

Con la presión se ejerce un juego mental de ataque, ganando con esto una buena cantidad de puntos “gratis” sin pegar, muchas veces un golpe; sólo posicionándonos para apremiar al oponente.

Como se puede apreciar, lo ideal sería combinar todas estas tácticas, y otras que innove el tenista dentro de la cancha de tenis, sería lo ideal, pero todo depende del patrón y estilo de juego del deportista. Muchos juegan servicio y red, otros son auténticos pasa-bolas, otros combinan la defensa y el ataque dependiendo de la situación del partido, etc. Lo importante es que siempre haya una estrategia de juego de acuerdo a la lectura del mismo y las fortalezas y debilidades del rival.

Cualquiera de las tácticas que se empleen para obligar el error del adversario y ganar los puntos es buena, pero si se combinan varias de ellas, como por ejemplo, potencia con liftado, dirección con profundidad o altura con consistencia, solo por nombrar algunas conjugaciones, forzarán un disparo deficiente del contrincante.

No necesariamente un error, pero le incomodaremos los suficiente para apoderarnos de la iniciativa del punto. Sean dos, tres, cuatro o más combinaciones de las anteriores tácticas, asegura, casi siempre un error del oponente o un disparo de muy fácil control para nosotros.

Cada uno adapta y adopta la mejor estrategia de juego de acuerdo con las anteriores disposiciones de juego, pero, de acuerdo con un estudio realizado a las tácticas más efectivas que utilizan los jugadores profesionales, se considera que la más productiva y efectiva es la de la PROFUNDIDAD, ya que mantiene al rival en el fondo de la cancha, minimiza la potencia de sus disparos, le mete presión, le quita peligrosidad a sus liftados, no puede abrir tantos ángulos desde tan lejos, etc, pero igual es de difícil aplicación de manera consistente y repetitiva, por lo que es muy conveniente entrenarlo con esmero, dedicación y compromiso para adquirir confianza y seguridad en los resultados.

Los entendidos y analistas de tenis dirán por qué no está, dentro de las tácticas, el famoso golpe o tiro ganador, llamado en el argot tenístico como “winner”. Muy sencillo, en tenis, como se ha dicho ya, hay dos formas de ganar el punto haciendo un golpe ganador – winner -, o forzando un error del rival.

Un golpe ganador está claro lo que es, es un golpe que el rival no llega ni a tocar. Los errores en cambio pueden ser de dos tipos: forzados y no forzados.

LOS GOLPES GANADORES – WINNERS -.

Muchos jugadores juegan intentando ganar sólo con winners. Pero conseguir un golpe ganador no es tan fácil, no se muestran las cifras detalladas de los últimos Grand Slams jugados en lo que llevamos de este año – 2015 - y los del 2014 y 2013, entre tenistas ubicados dentro de los top-10 del ranking ATP ya que sería muy largo, pero hay contundencia en cuanto a la conclusión sacada.

Del total, en promedio, de los golpes ganados sólo el 30% se ganaron por winners y el restante 70% por errores del rival - sean forzados o no forzados -.

Esto da lugar a una interesante reflexión. Los golpes ganadores son importantes, pero ni de lejos son lo más prioritarios del juego para ganar un punto. Obviamente, a nivel aficionado el porcentaje de efectividad se reduce mucho más, se considera en un 15% de winners y el resto por errores del oponente - forzados y no forzados -.

Este interesante análisis debe servir a los entrenadores de no practicar tanto la potencia o el “pegarle duro a la pelota” para ganar los partidos, es importante hacerlo pero no como un estilo de juego propio del tenista sino el de desarrollar diversas variaciones de velocidad, efectos, direcciones, presiones, ángulos, etc., para implementar las variantes tácticas dentro de una estrategia de partido de acuerdo a las fortalezas y debilidades del oponente.

Esa riqueza técnica hace que el tenista no sea predecible, que al leer un partido tenga una idea de cómo jugarle con diferentes golpes que lo incomoden y lo haga salir de su zona de confort, de que el rival no sepa cómo jugarle por ser un deportista con diversas maneras de juego y de ganarse el respeto de sus contrincantes.

LOS ERRORES

Esta es la esencia del juego, el tenis es por tanto más un juego de errores que de golpes ganadores como ya se ha analizado y como lo demuestran las estadísticas. Los errores dominan el juego del tenis, el objetivo debe ser reducir nuestros errores e incrementar los del rival.

Un error no forzado es cuando un jugador falla un golpe que teóricamente era fácil de ejecutar. Un error forzado es cuando se falla intentando devolver una pelota difícil, bien sea que sea out o que se la entregue fácil al rival para que la defina.

Es muy subjetivo decidir qué es “forzado” y qué es “no forzado”, no habría que diferenciar entre estos tipos de errores. Los errores no forzados existen, sobre todo a nivel más amateur. Todos los tenistas tienen puntos fuertes y otros más débiles, por ejemplo, fallar más el drive que el revés, tener más facilidad para jugar paralelo que cruzado,…… cada jugador es un mundo aparte, en todos los niveles, obviamente, más a nivel aficionado.

Por tanto, saber ver las debilidades del rival y explotarlas forzándolo a utilizar sus golpes menos definitivos puede provocar que cometa más errores, algunos considerarían estos errores en golpes fáciles como no forzados, pero si son propiciados por un plan o una estrategia de juego, deberían ser forzados.

Por eso es importante cuando peloteas con alguien, antes de comenzar el partido, y el rival es uno con quien nos has jugado nunca antes, intentar detectar algún punto débil de cara al partido.

Pero, ojo, porque algunos pelotean mal a propósito para despistar, es decir, la estrategia se puso en funcionamiento mucho antes de empezar el partido.

viernes, 11 de marzo de 2016

Derecha - Revés plano ganador - Murray / Federer Wimbledon 2015

El revés a una mano cuando se llega forzado a la bola suele lanzarse al centro medio de la pista del contrario, que aguarda en la red para hacerse con el punto mediante una bolea al espacio libre. 

Federer resuelve con un golpe plano cruzando al lateral del cuadro de saque.

HSBC Play Of The Championships - Roger Federer

lunes, 22 de febrero de 2016

Grigor Dimitrov - Stockholm Open 2014

Genial! : “Creo que el primero, sí, era imposible. El segundo me parece un asunto abierto, para ser honesto” G. Dimitrov. 


Dos jugadas geniales en partido oficial que tuvieron como escenario el Kungliga Tennis Stadium de Estocolmo. En octubre de 2014, Dimitrov ganó dos puntos consecutivos al estadounidense Jack Sock, con relativa inspiración e instinto. Dimitrov al servicio con 30-0 sacó abierto y Sock restó la pelota a la izquierda de Dimitrov que no pudo ni tuvo tiempo de armar un revés. Pasó la raqueta por detrás de su espalda y golpeó la pelota con la pericia de enviarla al campo contrario para sorpresa de Sock.El segundo, animado tras el resultado de la genialidad y el éxito de la improvisación del primero lo remató entre las piernas, y se convirtió en golpe ganador.